John Ashbery. Dos escenas y Ciertos árboles

Continuamos esta sección con dos Textos claves del gran poeta estadounidense en la versión al español de Jeannette Clariond.

 

 

John Ashbery

 

Dos escenas

i

Nos vemos como en realidad nos comportamos:
desde cada esquina nos llega una singular ofrenda.
Llega el tren con su carga de alegría;
las chispas que despide iluminan la mesa.
El destino guía al capitán, y eso es destino.
Hacía tiempo que no escuchábamos tantas noticias, ruido tal.
Era un día cálido y placentero.
«Te vemos en tu cabellera,
aire que reposas en la cresta de los montes.»

 

ii

Una fina lluvia engrasa la maquinaria del canal.
Este es quizá un día de común honestidad
sin precedente en la historia de este mundo
aunque sus vahos carezcan de un sello propio
y estén tan secos como la miseria.
Indescriptibles unidades giran sobre un anciano
a la sombra azul de unas latas de pintura
mientras sonrientes cadetes dicen: «En el crepúsculo
todo tiene su hora, si sabes reconocerla».

 

 

Ciertos árboles

Son asombrosos: cada
uno junto al vecino, como si el lenguaje
fuese una apacible representación.
Acomodados al azar

para reunirse esta mañana
lejos del mundo, en armonía
con él, tú y yo
somos de pronto lo que los árboles

intentan decir que somos:
su simple estar ahí
sugiere algo: ya pronto
nos podremos acariciar, amar, entender.

Y contentos de no haber inventado
tal belleza, estamos rodeados:
un silencio ya pleno de rumor,
el lienzo del que emerge

un coro de sonrisas, una mañana de invierno.
Bajo dubitativa luz y sin reposo,
nuestros días oponen tal reticencia
que estos acentos parecen su propia defensa.

 

 

 

-Harold Bloom
La escuela de Wallace Stevens
Un perfil de la poesía estadounidense contemporánea
Versión en español de Jeannette Clariond
Vaso roto ediciones, 2011

https://emea.vasoroto.com/products/la-escuela-de-wallace-stevens

 

bloom steven