Lêdo Ivo

Labranza de un antepasado

 

(Traducción al español de Damaris Calderón Campos)

 

 

 

LA TORMENTA

 

Para que los cajueiros puedan florecer

cayó esta lluvia que apagó las estrellas

y empapó los caminos.

Agua y viento derrumbaron las viejas puertas,

rompieron mamparas, curvaron árboles, suprimieron cercos,

desalojaron abejas y avispones,

condujeron a las aves rapaces

y el gallinero y un cementerio de pollitos amarillos.

Este es el regimiento del mundo: relámpagos y rayos

antes de la flor y el fruto.

 

 

 

 

LOS ÁNGELES DE LA IGLESIA DEL ROSARIO

 

Los ángeles son feos.

Sus brazos giratorios

extendiéndose para

el vacío que finge

ser el Paraíso.

Sus pies hinchados

tienen elefantiasis?

Sus alas torcidas

son de pajaritos

muertos a pedradas?

El revestimiento de la iglesia

es la mayor altura

que la mirada humana

en busca de Dios

puede alcanzar.

Las mejillas rosadas

de los ángeles gordos

prolongan la sonrisa

de la beatitud.

Y una luz roja

en el tabernáculo oscuro

guarda el corazón

del Dios invisible

que suspende a los ángeles

y deforma a los hombres.

 

 

 

 

EMBLEMA DE ASTILLERO

 

Aquel astillero en San Miguel de Campos

no construye más barcos.

Sólo las nubes protegerán las formas nubladas

de la mano- de- obra perdida.

Desmantelado por el viento, soy estas

armazones difuntas.

 

 

 

 

LABRANZA DE UN ANTEPASADO

 

Mi antepasado, que venía de Porto Calvo, se bajó de su caballo y,

con su olor a pólvora y botas de cuero crudo pisando sobre guijarros y guijarros,

cruzó el río Prataji.

Fue durante la guerra holandesa,

pero aún hoy siento los pies húmedos de esa travesía.

 

 

 

(De Lêdo Ivo, Poesía completa 1940-2004) Braskem , Petrópolis.

Lêdo Ivo (Maceió, Alagoas, Brasil, 1924 - Sevilla, 2012). Considerado uno de los poetas brasileños más importantes aparecidos en la segunda mitad ... LEER MÁS DEL AUTOR