Elvira Hernández

Carta de viaje y otros textos

 

 

 

CARTA DE VIAJE

 

Vean el escualo que monto

–la fiera figurada–

principianta ahí arriba

en mis faenas de pesca

encimera ahí

a horcajadas sobre ese pez mío

aletazo y aletazo

mancornados tocando tierra

él manco

yo herma

el escualo que monto

como meteoro o granizo

posándose en la colosal losa

mi magnífico insecto

pone sus patas en el parking de aviones

silencia la torre de control

y ruedo por la escalerilla de sus dientes

hecha vómito y milagro

&

Robinson Crusoe se acompañó de Viernes sus días. Hizo

su juego toda la semana. A mí nadie me acompañará

por esta tierra blanca donde el polvo es harina que cae

del cielo.

Mi carromato se arrastrará en vano.

La brújula está dormida.

 

*

 

Es la hora del lobo.

En blanco y negro el panorama de espacio y tiempo.

Yo herma

cuchepa

india sudamericana

No vuelvo a cruzar el Estrecho de Behring para devolverle la mano a nadie.

En esa blanca torta boreal no encontrarán la huella de

mis extremidades.

No intento una plusmarca con las ruedecitas de mi

trasero.

No soy el Capitán Ávalos

No soy el Tiburón Contreras

Soy lengua ampollada por la

electricidad

Nunca estaré colgando de una lágrima del Everest

Estoy sentada y me columpio en el sillar de mi pelvis

el filo del mundo.

&

Vengo del País de los Vertederos Eternos, del Aerosol

Templado, de los Montes de Piedad haciendo nata. Flora

y Fauna Travesti largándose por el larguero de tierra

sableada. Despeñados por la Montaña Rusa nuestros

sesos lloran Edén y Landia, Cielo y Tierra.

Y, ¡héme aquí en el lobby del Viejo Mundo!

Atrás quedaron los Piececitos Azules en la Feria Persa

y Coreana.

&

“Con buen tiempo, el 12 de octubre de 1987

he cruzado la frontera”

Patagona levanto las tolderías de mi esterilidad.

Desayuno albatros de Nueva Zelandia y lo que caiga

a mi olla.

Chincol o jote

Ese es el impasse

El horizonte de una mañana desierta.

Vengo del País del Reloj de Flores, de Tres y Cuatro

Álamos. Vengo de vuelta del “Fausto” y he buscado todos

estos años a Juan Alacalufe Desaparecido.

En mi sentimental journey, la búsqueda del

Amor Imposible. Son mis mutilaciones las que toman

asiento en la yacija del rodado y como un centauro

chirriante me precipito dando tumbos por la rectitud

de la tundra.

Cuesta dar en el blanco.

La página esteparia no cede al manoseo de

la callosidad.

La página no es pasamano ni pasatiempo

ni baranda para niños.

La página del vacío aparente viene escrita

sólo hay que tactar.

Y tú, al otro lado del mundo, más allá de las Columnas

de Hércules, fácilmente ubicable por ENTEL, por un misil

tierra-a-tierra, por un satélite de comunicación, por un

Correo-Amigo ¿dónde estás?

&

NO ENTER

Avanzo por Nueva Limay en dirección Este

ortigada a contrapelo por mis escamas

-la sarna de los viajesvoy orillando la plataforma de despegue

NO FUCK

Los yuyos están altos

Blue Velvet “el colchón de la novia”

No te oigo

el viento blanco se come tu voz

A cuestas en mi cuerpo va mi traje especial

un tejido azul de cicatrices

el abrigo pedregoso de los años

¡Me reconocerás!

He traspasado la Puerta de San José y trepo

La Tribuna Numerada de los nichos

1.564.381

Se ha iniciado la cuenta regresiva a la velocidad de

la luz.

(el sol como un ícaro se precipita al mar)

La procesión va por fuera y a ojos vista.

Las lágrimas brillan como cápsulas de cianuro.

Las cabezas caen cortadas al rape.

NO BOTE BASURA

 

 

 

LA BANDERA DE CHILE

(Fragmentos)

 

Nadie ha dicho una palabra sobre la Bandera de Chile

en el porte          en la tela

en todo su desierto cuadrilongo

no la han nombrado

La Bandera de Chile

ausente

 

La Bandera de Chile no dice nada sobre sí misma

se lee en un espejo de bolsillo redondo

espejea retardada en el tiempo como un eco

hay muchos vidrios rotos

trizados como las líneas de una mano abierta

se lee

en busca de piedras para sus ganas

 

Una ignorancia padre aurea a la Bandera de Chile

no importa ni madre que la parió

se le rinden honores que centuplean los infalibles mecanismos

incipiente la Bandera de Chile allí

cien          doscientos          novecientos

no tiene en otros el territorio de sus propios eriazos

no tiene en otros el fósil de su olla común

no tienen no tienen hasta decir so de colores andrajos

no tienen          no tienen          no son

 

La Bandera de Chile se parte en banderitas para los niños y saludan.

 

 

 

La Bandera de Chile es un pabellón dijo un soldado

y lo identifico y lo descubro y me descubro

del Regimiento de San Felipe

dijo soñaba el pabellón mejor que su barraca

dijo dijo dijo tres dormitorios

ducha de agua caliente cocinilla con horno

aplaudieron como locos los sin techo

La Bandera de Chile

 

 

 

Levanta una cortina de humo la Bandera de Chile

asfixia y da aire a más no poder

es increíble la bandera

no verá nunca el subsuelo encendido de sus campos santos

los tesoros perdidos en los recodos del aire

los entierros marinos que son joya

veremos la cordillera maravillosa sumiéndose en la penumbra

 

ficticia ríe

la Bandera de Chile

 

 

 

En otros tiempos

representa la Bandera de Chile

un 15% allí donde brilla la estrella para el 10%

representa

de blancos un 20% de muy pálidos

representa la Bandera de Chile en rojos La Bandera de Chile

nunca el 100% nunca

el 100% del blanrrozul compacto

hoy

 

 

 

Come moscas cuando tiene hambre La Bandera de Chile

 

en boca cerrada no entran balas

se calla

 

allá arriba en su mástil.

 

La Bandera de Chile es exhibicionista por naturaleza

 

 

 

A la Bandera de Chile la tiran por la ventana

la ponen para lágrimas en televisión

clavada en la parte más alta de un Empire Chilean

en el mástil centro del Estadio Nacional

pasa un orfeón          pasa un escalón

dos tres cuatro

La Bandera de Chile sale a la cancha

en una cancha de fútbol se levanta la Bandera de Chile

la rodea un cordón policial como a un estadio olímpico

(todo es estrictamente deportivo)

La Bandera de Chile vuela por los aires

echada a su suerte

Elvira Hernández Poeta, ensayista y crítica literaria chilena nacida en 1951. Por su obra ha recibido importantes distinciones como el Premio Nacional de Po ... LEER MÁS DEL AUTOR