Alfredo Fressia

(Montevideo, Uruguay, 1948). Estudió Letras y fue profesor de Literatura y Francés en su país, hasta que una dictadura lo destituyó. Se fue entonces a otra dictadura, el Brasil de los años ’70, donde enseñó durante décadas y donde vive hasta hoy. Desde 1985 vuelve a Uruguay varias veces por año. Ha construido una obra poética cuyo único centro es una ausencia, una falta, una pérdida. Desde ese agujero negro escribió, a veces tradujo poesía, también la reseñó durante muchos años, sobre todo para la prensa de Uruguay. Escribió siempre como quien se protege del vendaval. Desde 1973 ha publicado una decena de poemarios, el más reciente es La mar en medio, en Civiles Iletrados, Montevideo, y en Ed. Lisboa, Buenos Aires, 2017. Circulan por el mundo algunas antologías suyas, Susurro Sur, Valparaíso, México, Canto desalojado, Lumme, São Paulo, Clandestin, L’Harmattan, París, Radici del Paradiso, Fili d’Aquilone, Roma. Las lastimaduras de la Historia no se cierran nunca, pero llegó en cambio a la edad de la real gratitud. En poesía también ha obtenido algunos premios literarios que ha recibido y, más aun, el trabajo de quienes le han traducido y editado.